Poemas Escogidos

LA INSOPORTABLE LEVEDAD DEL SER
 
 
cuán insoportablemente
leves
pueden llegar a ser
cincuenta trillones
de células
que viven
celosas del astrolabio
en el cuerpo
de mujer
 
(De ‹‹Teoría de una práctica amorosa››, Ediciones Bonnefont, Santiago, 2020)
 
 
SUICIDIO
 
yo no sé
cuándo voy a empezar
a cortarme las venas
cuándo comenzará la vida
a ser más imposible


todo se escurre/sin fronteras
hasta perderse/entre líneas
ofuscados paradigmas
 
se inquietan famélicos gusanos
en el inconsciente
y es solo tu muerte
la que exigirá tu nombre
si llegas tarde siempre
sistemáticamente
 
no, a los demás/
no los identifican
 
y si fuera ahora y ya
y si fueran las muertes
más de una

a los veinte años
escribía Enrique Lihn
que nada/nada se escurría
pero ahora
en tiempos urgentes y agredidos
de ensayos y errores narrativos
cuando las piedras se
incendian y se queman
cuando la carne se
desvirtúa/se posterga
cuando las montañas
son de espuma
todo/todo se escurre
como besos en la nuca
y promesas sin convencimiento
 
intentos de decir algo
cuelgan flojos
de los labios
 
no sé si alguna vez pensé
que un amor duraría para siempre 
pero sí pensé muchas veces
en la muerte por amor
 
a los veinte años
no supe descifrar
pasiones ni furias
estados patológicos
sangres en el rostro
no supe retener el vientre
entre las manos
 
quizás fueron los vientos contraídos
el engaño simplemente
las ruinas del pudridero
y del hastío
 
dale
tienes una voz bonita
eres capaz de cualquier cosa
encender una aldea de ruidos
inventar pronombres de agonías
fuiste tan guapo/cuando joven


y qué hice entonces
destruirlo todo
me dices ahora 
desde tu despojada ausencia  
y sus malditas consecuencias
sobre mí

me parece que todos
estamos muy cerca 
del abismo
ese que dicen
es
la vida real
 
esa vida
es
la forma
más real
de mi suicidio
 
(De ‹‹Teoría de una práctica amorosa››, Ediciones Bonnefont, Santiago, 2020)
 
 
 
 
 
XILOGRAFÍA
 
mujer de fuego
recoge
tus cenizas
 
reconstituye
el mar
 
 
(De ‹‹Teoría de una práctica amorosa››, Ediciones Bonnefont, Santiago, 2020)
 
 
EL HOMBRE
 
el hombre me pinta
el hombre me borra
el hombre me ensucia
            (en señal de abandono)
el hombre me tala/me ataca/me atraca
el hombre me clava/me cala
el hombre me tacha
el hombre me cubre de tierra
                       de sangre/vacío
el hombre me vacía
el hombre me toma vacía/
el hombre me arranca
 
me mancha/el óleo del hombre
me embriaga/la saliva del hombre
me atraviesa/la brocha del hombre
y sueño con/serpientes
que lo tratan de/
mi amor
 
el hombre me regala
rayos de luz/sin luz
el hombre me roba/todo el color
hace incógnita mi historia
me revienta olas
de pura extracción/o de cartón
el hombre me deja en huesos
el hombre me deshuesa
el hombre me espanta
me desarma
el hombre me esculpe/me quiebra
cada madrugada
el hombre me entierra
en la ciudad ciega/
el hombre
me devuelve a ser leyenda
me conduce/me seduce/me desliza
el hombre me arrastra
me llena de humedad/me aceita/
me fragmenta
 
el hombre me ama/me odia/me mata
gota a gota
me deshace el hombre
en telas de carbón y de cenizas
pulsan
sus secos labios
sus gruesos labios
si hablaran de antiguas heridas
como de novias
 
el hombre me desordena
el pensamiento
el hombre me intuye
el pensamiento
el hombre me hace obra tentativa
me sacude por dentro
y por fuera/
me duele el hombre
me palpita/un ojo del hombre
el hombre se sale por mis ojos
me pide pedazos de locura
/tráiganme dolor para mirar
/tráiganme razón para escupir
/tráiganme pensar para gritar
 
el hombre me huele
me esculpe
el hombre me tapa la boca
el hombre me calla
me traga/me muerde
/la piel tramada
el hombre me digiere
me hierve adentro
 
lee sobre mis entrañas/el hombre
me vierte vino y me vierte agua
rebalsa mis óvulos verdes
/más de mi corazón
me remacha el hombre
en un bastidor
me adoctrina el hombre/
me esboza/me sugiere
me encuadra/me frena/me corre
me traza el hombre
me nombra/me deforma
 
poco a poco
desciendo a las ruinas del hombre
me hace escombros
me encadena/me tuerce
hasta sufrir por el hombre
hasta afiebrarme en el hombre
y caer del árbol del hombre
madurar en el hombre
ser una hoja del árbol del hombre
 
me sacude el hombre
me hace casi nada/me nada
me mantiene a flote
me ahoga el hombre
en su naturaleza ambigua
/razón de ser
todas las sobras del deseo
manjares negros
para comerme el hombre
y para después
más tarde o nunca
parir moléculas del hombre
cuando duerma sobre mí
y descifremos
algo del fugaz viaje
pero nada
del amor
 
(De ‹‹Teoría de una práctica amorosa››, Ediciones Bonnefont, Santiago, 2020)
 
 
 
FUEGOS
 
el amor
fue
mi primera
soledad
 
 
(De ‹‹Teoría de una práctica amorosa››, Ediciones Bonnefont, Santiago, 2020)
 
 
 
PENSAMIENTOS DE UNA LOBA ESTEPARIA
 
pues no me aferro más al amor
a ese patio polvoriento
y me prendo a los robos
de la luna
dejo todo aquí
en la miseria de la vida
de una vez por todas
renuncio a verte
como a dios
como a sus frutas prohibidas
 
caigo madre
caigo hija
caigo hembra
y ya veremos
si ya expresiono
o impresiono
o desfallezco
y dejo de bailar
gradualmente
 
pues renuncio a la certeza
de la incerteza
si renuncio a todos los yo misma
me despido
sin trama ni final
y me dejo ir/
porfiadamente
sin pedir ausencia
sin maldecir mi humillación
ante el pensamiento cierto
pero incierta
incendiaria/incógnita/insensata
infiel/inculpada/insurrecta
inmediata/inducida/insatisfecha
posiblemente intraducida
 
(De ‹‹Teoría de una práctica amorosa››, Ediciones Bonnefont, Santiago, 2020)
 
 
 
LA PUTAMADRE
 
soy la putamadre que ha parido
no solamente hijos
sino peste y cabezas gachas
 
soy la putamadre de mucha saliva
para regar calles secas
cuando me miran con bronca
las tropas del hastío
 
soy una putamadre bien parida
no arranco por la sombra
no me falta ninguno de mis huesos
ni calcio ni cazuela
 
ando con falda larga y paso firme
la soga siempre al cuello
me aprieta pero me defiendo
con mis dos nalgas como patrias
 
sin mirar atrás
sin ir más lejos
asisto cada día
a la resurrección de mis muertos
al escupitajo de la vida
 
amontono barricadas de cólera
y entraña en la cabeza
mis concentraciones
mi caucho de aislamiento
 
así me hicieron
invicta y severa
con los puños apretados
para no dejar salir caricias
que no existen en mis sólidas fronteras
 
una putamadre como yo
amontona palabras que jamás pronunciará
siente pura rabia
siete días a la semana
asiste al derrame de cuerpos
prendas prisioneras
trayectorias hurgadas
confiscadas
 
me gusta decir
que soy una putamadre bien parida
porque para ser una putamadre
de primera
hay que nacer con cicatrices
percepciones simultáneas
agallas
piel de chancho
 
lo demás llega solo
el ardor de una patada
un portazo en la cara
un pan sin mantequilla
 
mejor así
para ser una putamadre de primera
poca grasa
y mucha porfía
 
 
(De ‹‹Arquetipas››, Ril Editores, Santiago, 2013)
 
 
 
LA ADICTA
 
a lo que me pongan por delante
yo le hago
no le hago asco a nada
 
puedo hacerme adicta a la pared
si quiero
y quedarme frente a ella
inflamada mirándola
por horas (mi cámara privada)
toda la noche
si quiero
 
puedo hacerme adicta a ti
a la errancia a la desidia
a la tácita consigna
en combinaciones triples
o incomunicada
toda la noche
si quiero
 
por algo me dicen
reina de la noche
(encrucijada)
amordazada
así no pienso en nada más
 
porque si pienso
me rompo contra todas las virtudes
sangro de boca en boca
y necesitaría rápido una dosis
de semen de cemento o lo que sea
un rostro absurdamente
 
al principio lloré
más allá del borde de la vida
al final me acostumbré
rápido en una sola ceremonia
a todo tipo de asesinos
 
desde entonces
cualquier combinación me sirve
cuando quiero llenar vacíos
el encierro
desprovisto de deseo
cualquier cosa
(sirve)
 
en territorio opaco
la droga y yo
somos una dupla
muy bien compenetrada
 
improvisamos danzas
ruido imaginario
heridas en el pecho
 
la verdad
es que me va estupendamente bien
en la vida de mi adicta
 
la verdad
es que me va estupendamente bien
 
capaz
que me muera luego
 
(De ‹‹Arquetipas››, Ril Editores, Santiago, 2013)
 


Fragmentos de Carne Blanca (2016)

más madre y menos padre
es igual
al filo de una navaja
en las manos
de una triste adolescente
 
el filo de la navaja
es un tigre blanco y bizco
como todos los tigres blancos/condenado
a no decir/
si siente
 
el ojo azul
es una malformación genética
en todos los tigres blancos
 
tú me arrancaste los ojos
y por eso/
te veo
solo a ti

(yo veo y tú qué ves
aparte del azul
y la montaña)
 
---
 
(me condenaste
a no decirme
lo que sientes)
 
---
 
sobre la ocurrencia
de un ambiguo sentimiento
una crítica indebida
 
            (pasajero nocturno)
 
el corazón
cambia
de color
 
la carne
se hace
blanca
 
la carne blanca
en la noche
se hace oliva
 
---
 
más padre
más menos madre
es igual a
una ocurrencia indebida
 
más padre y más madre
sí que es
una ocurrencia indebida
 
(furia/pena/amor/indebido)
 
                                                           (golpean todas las puertas)
 
                                                           /el universo se recoge
 
 
---
 
todo se debe
a nada
o lo que es lo mismo
a una alteración
de los factores
o lo que no es lo mismo
a una alteración
de los afectos
 
(padre
se descompone
bajo tierra
que se compone
de un poco más de él)
 
 
---
 
la imagen mnémica
vuelve
una y otra vez
y el círculo erótico
entra en conflicto
con todas sus representaciones
morales
 
                                                           (es tan poco el semen)
                                                           (tan largo el olvido)
 
la aspiradora
no chupa
representaciones morales
 
no acabo nada
porque no hay tiempo
y si el día entero
fuera
libre
 
(De Carne Blanca, 2016)


CAOS
 
atrás
no hay pensamiento
sobre el que edificar
hogares
la rabia todo lo tira al suelo
la pena no crea pensamiento
 
alguna vez mi cabeza se arrastraba
por suelo muerto
si en tiempos de guerra
no hay razón
solo una bandera desquiciada
una estrella asesina y desquiciada
 
en un mundo alterado
desquiciado
son pocos los que hablan
el miedo paraliza
por todas partes edifican
infiernos personales
si hay un solo infierno compartido
en Palestina
 
los tanques avanzan
a imagen y semejanza
del vacío
 
se comete un crimen
delicioso
a los ojos de alguien
 
(siempre los míos son los ojos tuyos)
(pero ya no)
 
            aprendes a mirar desde cerca
            caminas entre escombros
            te acostumbras
 
todos los crímenes
se cometen aislados
y no existe nada personal
algún olor
que identifique tu paisaje
 
a ti te robaron tu paisaje
y colocaron
otro morboso asentamiento
 
una vez construido el muro
se desquicia el puente de los suspiros
comienza la justificación de las ciencias exactas
la mentira matemática
el ataque al corazón
 
el centro se hace blando
crece y engorda
como mi soledad
cuando la lleno desde afuera
 
estos días
ermitaños de la vida
no conceden polarizaciones objetivas
posibilidades poéticas en la Tierra
o respirar amor
algo más que aire comprimido

(De Cortina De Elefantes 2014)
 
 
AIRE
 
impídele aire al cielo caer sobre mi tierra
hazme volar
marca mi tiempo
mantén activa mi imaginación
agitado el mundo de espíritus alegres
tus amigos dioses
magos/ ángeles/ esfinges
 
acércame a cometas
ráfagas de fuego
olas cálidas
sus ojos
 
suspéndeme en las nubes
hasta que yo te pida
hacerme sin pensar
el peso de
mi madrugada
mi cuello de noche
ningún respiro


(De Cortina de Elefantes, 2014)

De Arquetipos (2013)

LA ANGUSTIA
 
de dónde vienes
punzante y adherida
quién te creó
así tan horrorosa
para qué
forma escalofriante
amoldada en sueño seco
todo menos artesana
buscando impertinente
otros moldes
cuerpos sensibles
permeables
a tu raza
entras
como todo un cañonazo
te acomodas bien
como solo tú sabes hacerlo
y ahí te quedas a tus anchas
sin moverte
inacabadamente fisiológica
invasora
de espacios libres que quizás
alguien destinaría a otra cosa
como a luz o creación
pero apagas todo intento
de mar y fuego y de palabra
con voz huracanada
instalas el temor
y el mundo empequeñece
en los corazones de hombres y mujeres
y los corazones de hombres y mujeres
también se empequeñecen
contraídos
sudan
psicología sintética
analítica
privados de asociaciones libres
clorofila
escarbas compresión
tu fiel escalera en la garganta
tu casa más querida
gata en celo al fin y al cabo
entre peldaños
la gruesa sangre retraída
 
de dónde vienes
o dime al menos
adónde quieres tú llegar
 
si es hasta mi muerte
mi valle más oscuro
inclinado instante
quieto como eternamente
 
mi poca vida
mi oculta masa
 
(De Arquetipos, 2013)

PRINCIPIO
 
a la hora
de las flores tristes
voy
(acelero)
hacia la carretera
de la poesía
 
a la hora
de la poesía incierta
(voy)
acelero
en la carretera
de las flores tristes

(De Pérdida 2010)

 
 
CONDENA (O PRINCIPIO)
 
en principio
este es el trato:
renuévame por completo
mi sol menguante
y así yo te restauro
tu paréntesis frontal
 
elegante es el quejido del insomnio
cuando yo me ofrezco a ratos
y en silencio
en gotas de tinta incierta
 
a la hora incierta
la tinta fresca
nada más terrible
 
(De Pérdida, 2010)